You are currently browsing the tag archive for the ‘crisis económica’ tag.

Nuestra fe ha sido probada en lo que respecta a nuestra economía. Ante la situación económica que vive nuestro país y seguramente el suyo, el Señor nos ha enseñado principios de mayordomía. La necesidad nos ha obligado a desarrollar herramientas necesarias para enfrentar la crisis con alegría, perseverancia y fe… sabiendo que TODO lo que tenemos se lo debemos a Él.

 

Hace algún año atrás que Edward y yo comenzamos a tomar acciones diferentes en lo que respecta a nuestros gastos. Era un asunto al que Dios inquietaba a Edward constantemente, pero a pesar de que sí habíamos reducido los gastos considerablemente, no habían llegado los tiempos de verdadera estrechez para nosotros. ¡Gloria a Dios por que llegaron!  De no llevar registro de nuestros gastos, comenzamos a anotar cada centavo que invertimos. De comer afuera… comenzamos a desayunar, almorzar y cenar en casa. Comenzamos a abstenernos de compras innecesarias, por que a pesar de que no tenemos lujos, nuestros ingresos se iban como la espuma y no estábamos conciente en qué.

 

Hubo días en que sólo llegaban al buzón cartas de cobradores, amenazas de embargo y atrasos. Honestamente esto crea una presión al matrimonio, que si no es porque el Señor es centro de nuestro hogar, las consecuencias pueden ser devastadoras. Si algo hemos aprendido es a descansar y entregar nuestras situaciones económicas al Dios que es dueño de TODO, dueño del oro y de la plata. Dependiendo totalmente de él. 

 

Eso si… la fidelidad a Dios en nuestros diezmos ha sido clave. ¡Puedo gritar con júbilo que en medio de las situaciones difíciles hemos sido fieles al Señor! Como consecuencia hemos visto su mano milagrosa. Por ejemplo cuando ya no había compra en el refrigerador llegaba un cheque que no esperábamos o alguien nos invitaba a comer. Al igual que cuando ya a los carros no les quedaba gasolina para ir a trabajar o cosas así, Dios siempre suplió. Cuando no tenía que vestir ni dinero para comprar ropa, pues he bajado bastante de peso ¡Gloria a Dios!, el Señor me vistió.

  

La crisis económica obviamente no es sólo en Puerto Rico, sino que es un asunto global. Sin embargo la gran diferencia en cómo se atraviesa la crisis y cómo se responde a ella, estriba en ser o no ser hijos de Dios. TODAS las promesas en la Biblia son para sus hijos, aquellos que hemos aceptado a Jesús como nuestro único Salvador. Yo creo en un Dios vivo, un Dios que hace milagros, que hace de los invisible… realidades. Nos estamos esforzando mucho y vemos los resultados de nuestros esfuerzos día a día. Dice la Salmos 37:25 “Joven fui y he envejecido, y no he visto justo desamparado ni su descendencia que mendigue pan.” Se justo, confía… y Él hará.

 

Poco a poco hemos visto como se restauran nuestras finanzas. El Señor nos ha provisto. Nosotros estamos haciendo la parte que nos corresponde, con su sabiduría y guía.

 

No es el momento de rendirse o echarse en el suelo a morir, sino acercarnos al Dios que nos da sin pedir dinero o posesiones a cambio… sólo tu corazón. Dice la palabra en Isaías 55:1-2 “A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.”

 

El Señor se encarga de suplir nuestra necesidad. Y también quiere encargarse de las tuyas… si vienes a Él y le abres tu corazón. Dice Salmos 2:8 “Pídeme, y te daré por herencia las naciones. Y como posesión tuya los confines de la tierra”. Dios te bendiga de forma abundante.

 

Anuncios

Creados para Expandir el Reino

El testimonio de un creyente nunca termina pues las bendiciones del Señor son nuevas cada mañana. No lees esto por casualidad. Dios te trajo hasta aquí para que creas en Él y seas testigo de lo que Él es capaz de hacer en la vida de los que creemos en su hijo Jesús. Declaro una palabra de bendición y transformación para tu vida.

Déjanos saber de ti…

Queremos leer tus comentarios y/o tu testimonio. Visita la página de COMENTARIOS antes de irte.

Comentarios recientes

Daniela en Testimonio Parte XII –…
octubre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031